Miércoles Agosto 21, 2019
Miércoles, 12 Octubre 2016 21:21

...Y por suerte no pasó

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Una tarde entre estival y otoñal, con buena temperatura, y en armonía entre ellos, quince vecinillos jugaban al fútbol sala, en las pistas de su pueblo.

Recientemente el Ayuntamiento había puesto las luces que tanto demandaban para poder hacer uso de esas pistas a las horas en las que el sol se escondía y las temperaturas eran agradables para pasar el rato peloteando.

En la pantalla del móvil se veían los números del reloj, algo más de las nueve de la noche, cuando uno de ellos dijo que tenía que volver a casa.

Un sonido fuerte y alarmante paralizó el juego. Todos se quedaron inmóviles al ver como un coche que circulaba a gran velocidad, venía en dirección contraria y chocaba contra uno de los coches que estaba aparcado fuera de las pistas.

El choque fue tan fuerte, que este coche se desplazó hacia atrás unos 5 metros, arrancando una farola del parque con la parte trasera y frenando al hundir su maletero en el capot de otro coche que estaba aparcado en el mismo lugar.

En cuestión de segundo se empezaron a escuchar gritos, voces y preguntas al aire… ¿Dónde está Juan?, ¿No dijo que se iba a casa?... ¡Dios mío! ¿Qué ha pasado?

Porque podría haber pasado y por suerte no pasó. Porque en un parque y a esas horas lo normal es que los niños jueguen con el balón, otros monten en bici, patinen o los abuelos caminen con sus amigos…

Porque podría haber pasado y por suerte no pasó. Porque las madres con carritos o niños que comienzan a caminar utilizan esa zona para disfrutar de las temperaturas que nos ofrecen estos meses…

Porque podría haber pasado y por suerte no pasó. Porque a esas horas mi familia coge el coche, ese contra el que se golpeó el conductor, y se montan para volver a casa donde yo les espero…

Que por suerte no tenemos que lamentar ninguna víctima, sólo un gran susto.

Que por suerte sólo fueron daños materiales.

Que por suerte todo tiene arreglo menos la muerte.

…Y ahora ¿qué?

Conductores que reiteradamente cogen el coche en estado de embriaguez, y llamarlo así ya me está costando un mundo. Personajes que no tienen nada que perder porque su vida está continuamente nublada por los efectos del alcohol…

…Y ahora ¿qué?

Tú no podrás ir a estudiar hasta que los peritos no deliberen y lleguéis a un acuerdo para que te arreglen el coche… (Y eso con suerte)

Tú no podrás trabajar porque para ello necesitas lo que este individuo te ha destrozado.

Pero como decía, esto sólo es material, aunque te obliga a tener que pedir favores si quieres seguir llevando tu vida.

…Y ahora ¿qué?

¿¿¿SEGUIREMOS ENTRANDO EN DIRECCIÓN CONTRARIA A VELOCIDADES ELEVADAS???

¿¿¿SEGUIREMOS CONDUCIENDO CON TASAS DE ALCOHOLEMIA QUE CUADRUPLICAN LA PERMITIDA???

¿¿¿¿¿¿SEGUIREMOS TENIENDO CARNET DE CONDUCIR, COCHE, MOTO…O CUALQUIER OTRO VEHÍCULO QUE EN MANOS DE ESTAS PERSONAS SON COMO UNA ESCOPETA CARGADA PARA MATAR CIERVOS??????

LO SIENTO, ESTA VEZ SÓLO HA SIDO MATERIAL, PERO SIN SER BRUJA PUEDO DECIR QUE, O HACEMOS ALGO, O ALGÚN DÍA LO ESTAREMOS LAMENTANDO DE VERDAD.

Dulces sueños…al que pueda dormir tranquilo.

Modificado por última vez en Miércoles, 19 Octubre 2016 16:18
Más en esta categoría: « Anuncios que inspiran REGALA VIDA »
Inicia sesión para enviar comentarios
Mantersol

Nuestras Firmas

soniarovira sergiogarcia emiliodominguez merchepena jesusalinquer myriamarmela franciscotubio silviacabello ongouzal juansegovia manololeon BannerBernabe