Jueves Diciembre 12, 2019
Lunes, 29 Junio 2015 18:49

¿Eres consumidor? Deberías leer esto, te interesará...

Escrito por
Valora este artículo
(7 votos)

Como todos sabéis, soy abogada y, actualmente, trabajo en el tema de las garantías en productos de consumo, además de otros ámbitos. Por lo que, mi entrada este mes va a ser en este sentido, para que todos los que la lean tengan conocimiento de los derechos de los que son titulares para la defensa de sus derechos como consumidores.

Basándonos en el Real Decreto 1/2007 de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, informarles que el vendedor está obligado a entregar al consumidor y usuario productos que sean conformes con el contrato, respondiendo frente a él de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del producto.

Están incluidos en el ámbito de aplicación de este Real Decreto los contratos de compraventa de productos y contratos de suministro de productos que hayan de producirse o fabricarse.

El consumidor y usuario tiene derecho a la reparación del producto, a su sustitución, a la rebaja del precio o a la resolución del contrato. Si el producto no fuera conforme con el contrato, el consumidor y usuario podrá optar entre exigir la reparación o la sustitución del producto, salvo que una de estas dos opciones resulte objetivamente imposible o desproporcionada. Desde el momento en que el consumidor y usuario comunique al vendedor la opción elegida, ambas partes habrán de atenerse a ella.

Lo más destacable a decir con respecto a la reparación o sustitución en referencia a las reglas a las que han de ajustarse es que serán gratuitas para el consumidor y usuario. Dicha gratuidad comprenderá los gastos necesarios realizados para subsanar la falta de conformidad de los productos con el contrato, especialmente los gastos de envío, así como los costes relacionados con la mano de obra y materiales. Asimismo, deberán llevarse a cabo en un plazo razonable y sin mayores inconvenientes para el consumidor y usuario.

La rebaja del precio y la resolución del contrato procederán, a elección del consumidor y usuario, cuando éste no pudiera exigir la reparación o la sustitución y en los casos en que éstas no se hubieran llevado cabo en plazo razonable o sin mayores inconvenientes para el consumidor. La resolución no procederá cuando la falta de conformidad sea de escasa importancia. La rebaja del precio será proporcional a la diferencia existente entre el valor que el producto hubiera tenido en el momento de la entrega de haber sido conforme con el contrato y el valor que el producto efectivamente entregado tenía en el momento de dicha entrega.

Centrándonos en el tema de los plazos, debo indicar que el vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega. En los productos de segunda mano, el vendedor y el consumidor y usuario, podrán pactar un plazo menor, que no podrá ser inferior a un año desde la entrega. Salvo prueba en contrario, se presumirá que las faltas de conformidad que se manifiesten en los seis primeros meses posteriores a la entrega del producto, sea éste nuevo o de segunda mano, ya existían cuando la cosa se entregó, excepto cuando sea incompatible con la naturaleza del producto o la índole de la falta de conformidad.

¡Y recordar, nunca dejéis de luchar por vuestros derechos!

Inicia sesión para enviar comentarios
Mantersol

Nuestras Firmas

soniarovira sergiogarcia emiliodominguez merchepena jesusalinquer myriamarmela franciscotubio silviacabello ongouzal juansegovia manololeon BannerBernabe