Viernes Abril 20, 2018
Lunes, 29 Febrero 2016 08:14

Pasión por Andalucía

Escrito por
Valora este artículo
(2 votos)

Hace unos días alguien menor de 30 años me preguntaba quién había escrito el himno de Andalucía y por qué se celebraba el 28 de febrero...

De repente sentí como se estaba olvidando la historia y como de un plumazo todas esas personas que han formado parte de nuestro ser andaluces estaban siendo borradas de ella.

Sentí orgullo de mi edad y de haber sido partícipe de manifestaciones y actos andalucistas en los primeros años de transición democrática y en aquellos primeros años de celebración del Día de Andalucía.

Recordé a Carlos Cano en la Plaza de la Corredera de Córdoba interpretando en un acto que organizábamos la JOC, el himno de Andalucía. Aquella adaptación que el canta autor andaluz había hecho del himno escrito por Blas Infante, padre de nuestra patria andaluza, con la base musical de un canto religioso popular que los campesinos y jornaleros de algunas comarcas andaluzas cantaban durante la siega.

Himno que se escuchó públicamente por primera vez antes de la Guerra Civil que supuso un paso atrás para todos y, en especial, para andaluces y andaluzas.manifestacionandalucia

Himno que apela a los andaluces para que se movilizen y pidan "tierra y libertad", mediante un proceso de reforma agraria y un estatuto de autonomía política para Andalucía.

Hoy recuerdo movilizaciones como aquella del 4 de diciembre de 1977 en la que Caparrós fue asesinado. Manuel José García Caparrós era un trabajador malagueño de la fábrica de Cerveza Victoria y militante de Comisiones Obreras; murió por un disparo efectuado por la Policía Armada durante la manifestación del 4 de diciembre de 1977 que reivindicaba la autonomía para Andalucía, al intentar alzar una bandera andaluza en el edificio de la Diputación Provincial de Málaga. Nada más ingenuo e indefenso que izar una bandera y le costó la vida...

Recuerdo hoy a mi familia humilde de pueblo, trabajadores agrarios y a todos los que vivieron una Andalucía de miseria, relegada a ser la pandereta de España.

Un pueblo que nunca perdió la alegría a pesar de las injusticias, una gente que no abandonó el chiste y la sonrisa por encima de miles de sinsabores.

Hoy me gustaría que los jóvenes andaluces recuerden que celebramos el Día de Andalucía y se conmemora el día de la celebración del referéndum sobre la iniciativa del proceso autonómico de nuestro pueblo del año 1980, que dio autonomía plena a la comunidad andaluza. Autonomía que no nos dio tantos privilegios como a otras comunidades, pero que tan ansiada era que fue aprobada en las urnas. 

También quiero que recordemos que antes de la celebración del referéndum este día de Andalucía, se identificaba más con el 4 de diciembre, cuando se celebraron las grandes manifestaciones autonomistas en 1977.

Por eso quiero que comprendáis que cuando escucho el himno andaluz, la piel se me eriza y su letra me llega al alma; cuando veo su bandera recuerdo a aquellos que murieron porque luciese con orgullo; y cuando llega este día siento que tanto queda por andar...tanto por lograr... y tanto por caminar... que saco mis zapatos de faena y comienzo a faenar.

Verde, blanca y verde. Carlos Cano.

https://www.youtube.com/watch?v=dI50P4puh3E

Modificado por última vez en Lunes, 29 Febrero 2016 08:59
Merche Peña

Cuando me preguntan qué soy, la respuesta es rápida,“maestra”.

Y no sólo porque en su día me gradué en la diplomatura de magisterio, cosa que hice; tampoco por ser maestra de Reiki Usui y Karuna Reiki, que también lo soy…

Cuando respondo, recuerdo la maestría que tengo en tropezar y levantarme casi siempre airosa; master en perder el oxigeno a veces e hiperventilar ante la presión, serenándome progresivamente con gran habilidad; también soy experta en equivocarme y pedir perdón reconociendo mil y un errores; diplomada en impaciencia por la universidad de la vida y licenciada en exceso de perfección por tradición de familia.

Sí, soy maestra en el arte de equivocarme, avanzar y retroceder cogiendo impulso para un nuevo paso.

Al fin y al cabo eso es la vida, un camino hacia la maestría personal; y en ese sendero me encuentro, perfeccionando la más importante de las carreras universitarias: “la gran proeza de Vivir con Pasión”. ¿Me acompañas en esta aventura?

Inicia sesión para enviar comentarios
Mantersol

Nuestras Firmas

soniarovira sergiogarcia emiliodominguez merchepena jesusalinquer myriamarmela franciscotubio silviacabello ongouzal juansegovia manololeon BannerBernabe