Imprimir esta página
Lunes, 18 Abril 2016 19:09

Francisco González, Antonia Dublino y el AMPA La Unión, galardonados en los VIII Premios Juan Ramírez Destacado

Escrito por

Que lo que tu has sembrado crezca firme como un árbol, recias las raíces, flexibles y dóciles las ramas y repleto de fruto, para fortalecer a los que andamos haciendo el camino que nos resta.

Con este fragmento del epitafio de Juan Ramírez concluyó ayer una de las intervenciones en la octava edición de los Premios que llevan el nombre del que fuera vecino, alcalde y luchador incansable por y para el pueblo de Fuente Carreteros.premiosjuan1Antonio Conrado, junto a la imagen de Juan Ramírezpremiosjuan2José Manuel Pedrosa, alcalde de F. Carreterospremiosjuan4 Estas palabras fueron pronunciadas por Teresa Fernández, presidenta de Olivo Independientes, la formación política que cada año por estas fechas organiza esta jornada de convivencia, haciéndola coincidir con el Día del partido, que alcanza la novena edición.

Los Premios Juan Ramírez son un reconocimiento a personas y/o colectivos, casi siempre de la entidad local o vinculados a ella, por sus especiales valores humanos, sociales, culturales, etc., y que atesoran una trayectoria personal y/o laboral comprometida, de lucha, de superación y de entrega hacia los demás. En definitiva, como recordó Teresa Fernández, que encarnan fielmente el legado de Juan Ramírez, "un legado de compromiso, de trabajo, de ilusión por mejorar su pueblo, de trabajar mano a mano con todos los vecinos".

Con la asistencia de unas 250 personas a la Casa Grande, el acto fue presentado y conducido por Antonio Conrado, que comenzó resumiendo la trayectoria del "compañero y amigo Juan Ramírez". A continuación, tomó la palabra el secretario general de Olivo en Fuente Carreteros, José Manuel Pedrosa. El también alcalde de la ELA felicitó a los premiados, Francisco González, Antonia Dublino y el AMPA La Unión del Colegio Blas Infante, indicando "la importancia en estos años que corren de recuperar los valores y las vivencias de la gente humilde, la que sufrió y malvivió después de la dictadura; si leemos parte de su historia, aprenderemos de ellos". Sobre Francisco resaltó la coherencia de sus ideas y su honrado y duro trabajo en el campo, siempre al lado de los trabajadores; en este sentido, Pedrosa calificó como "lamentable" la situación que se vive hoy en día en el campo, con sueldos de 20 euros, jornadas de 10 horas y alta en la Seguridad Social con menos de la mitad de las horas trabajadas. Sobre Antonia Dublino destacó sus continuas ganas de aprender a sus 88 años. Y del AMPA La Unión alabó su contribución a la mejora de la enseñanza en Fuente Carreteros desde su fundación hace 35 años, cuando la situación de la educación en la localidad era calamitosa.

Seguidamente, se pasó a la lectura de los perfiles de los premiados y a la entrega de los galardones. Diego Ballesteros fue el encargado de leer la trayectoria de Francisco González Carrasco, que el pasado 2 de marzo cumplió 86 años. Conocido como “el Mindi”, como tantos niños de su generación, al acabar la guerra tuvo que empezar a trabajar guardando cerdos. Siempre trabajó de jornalero, incluso después de un accidente que le dejó sin un ojo por la coz de un mulo.premiosjuan3Teresa Fernández, presidenta de Olivopremiosjuan5Francisco González, su mujer y Pilar Martínez Por ello, se mantuvo pegado a su pueblo, no pudo salir fuera ni hacer la mili. El contacto con el mundo exterior tuvo lugar cuando empezó a escuchar Radio Pirenaica, lo que le sirvió para ir concienciándose en unos valores que propugnaban un mundo mejor y más igualitario. Sobre 1.960 entra en contacto con miembros del PCE, pero por entonces hubo unas detenciones en el cortijo donde trabajaba y desde ese día se cortó la radio, por lo que todos a trabajar callados. Un episodio de tantos otros del miedo que el régimen metió en el cuerpo a los jornaleros de Fuente Carreteros.

En 1958 contrae matrimonio con Manuela, con la que tuvo cinco hijos. Desgraciadamente, el primero de ellos falleció con cinco años a causa de una grave enfermedad. Les dijeron que tendría una posibilidad de curarse en Madrid, pero la familia no contaba con recursos. Así, se organizó un prorrateo entre los paisanos que estaban trabajando en el cortijo del Judío, una iniciativa solidaria que se trasladó al pueblo. Según cuenta Francisco, este gesto ha estado presente en muchos casos en Fuente Carreteros. El tiempo fue avanzando y comienzan a soplar aires de apertura. Francisco participa en todo lo que huele a cambio, asistiendo a las reuniones para las primeras elecciones municipales en la sacristía de Fuente Palmera, lugar de donde salió la candidatura del PCE para las primeras elecciones municipales del 3 de abril de 1979. En esta época se afilió al sindicato del campo de CCOO y tuvo como referentes políticos a Ignacio Gallego y a Marcelino Camacho. Posteriormente, participó en todas las luchas que hubo por el empleo, por la planta de gas, por conseguir el Ayuntamiento de la entidad, en las manifestaciones de Sevilla y en todas las campañas de trabajo voluntario que ha habido en Fuente Carreteros. Ha formado parte de la directiva de la asociación de mayores y siempre ha mostrado una gran preocupación en que su pueblo mejore. Como muchos hombres y mujeres de Fuente Carreteros, le tocó vivir un tiempo muy difícil, con falta de libertad, de medios, de recursos, sometido a la atroz dictadura, la cual al final no pudo con él, pues mantuvo los ideales de solidaridad y dignidad.

Con este premio concedido a Francisco se rindió un homenaje a todos los jornaleros y jornaleras del pueblo. Francisco González subió al escenario acompañado de su mujer, recogiendo el galardón de manos de Pilar Martínez, esposa de Juan Ramírez. Francisco alzó su mano derecha con el puño cerrado en un gesto bastante significativo y bajó visiblemente emocionado para ocupar de nuevo su asiento.premiosjuan6Antonia Dublino, junto a su hija Pepi y Manolo Ramírez

Antonia Dublino Bermudo

La segunda galardonada de la mañana fue Antonia Dublino, nacida en F. Carreteros hace 88 años. Laura Ramírez, hija de Juan Ramírez, leyó su perfil. Antonia se crió en el cortijo de las Balbuenas, cerca del río Genil, y su familia sólo venía al pueblo para el día de la Virgen, por la feria. Su niñez fue el trabajo; junto a sus hermanos ayudaba a su padre a guardar cochinos. Y a los catorce años prosiguió con las tareas agrícolas. Con 23 años se casó con Miguel García Martínez, más conocido como “El Piconero”, sobrenombre que heredó de su abuelo, cuya familia se instaló en F. Carreteros procedente de Vejer de la Frontera. Antonia y Miguel siempre trabajaron en el campo, aunque ella también lo hizo limpiando casas. Tuvieron cuatro hijos, Pepi, Manolo, Brígida y María del Valle. La primera vez que Antonia fue a la escuela lo hizo con 71 años, en el Centro de Adultos de Fuente Palmera. Desde entonces no ha dejado de asistir a la escuela, con la excepción de los tres años que su marido permaneció enfermo en la cama. En ella ha hecho amistades, ha conocido muchos lugares gracias a los viajes y ha podido ampliar lo poco que aprendió de niña en el cortijo con su padre y hermanos. Pero su mayor descubrimiento ha sido la poesía. Le encanta escribir versos. Lo hace sobre cualquier suceso que ella vive directamente, ya que posee una gran facilidad para expresar sus vivencias por escrito. De hecho, en Lanjarón le concedieron un diploma por una poesía en la que contaba todo lo que estaba haciendo.

Antonia es una persona optimista, gran conversadora y muy querida por sus amigas. Por si fuera poco, tiene su propia página de Facebook, en la que encontramos una frase que bien podría ser su lema: “Luchar en la vida y ser poeta”.premiosjuan7Representantes del AMPA La Unión

Por todo ello, ha sido merecedora del Premio Juan Ramírez 2016, que le fue entregado por Manolo Ramírez, hermano de Juan. Al homenaje se sumaron sus compañer@s del Centro de Adultos y sus dos biznietas, que subieron al escenario a regalarle otros dos ramos de flores.

AMPA La Unión

Por último, se entregó el tercer galardón a la Asociación de Madres y Padres ‘La Unión’ del Colegio Blas Infante. Su trayectoria fue descrita por Beatriz Pedrosa. Corría el año 1980 y a pesar de llevar varios años en democracia la realidad educativa en Fuente Carreteros era desastrosa. Había seis aulas repartidas en cuatro edificios diseminados por todo el pueblo, en condiciones lamentables, pues se inundaban en invierno, no tenían calefacción, con goteras, sin potencia eléctrica, sin patios de recreo, etc. Además, cuando los alumn@s cumplían 11 años tenían que desplazarse a Fuente Palmera a cursar la segunda etapa de la EGB, lo cual ocasionaba mucho abandono escolar. Ante este escenario, un grupo de padres, apoyados por cuatro maestros jóvenes que se quedan a vivir en F. Carreteros, toman la decisión de luchar por la construcción de un colegio. En octubre de 1980 empieza a gestionarse el AMPA y tres años después el nuevo centro escolar se convierte en realidad.premiosjuan8Foto de familia de los tres premiados Desde esa fecha, son ya más de 35 los años que el AMPA lleva funcionando ininterrumpidamente, siendo muy diversas las actividades que ha desarrollado, tales como: la continua colaboración económica con el colegio y las gestiones ante la administración para mejorar las instalaciones y los recursos educativos; la compra colectiva de libros de texto, para abaratar su coste a las familias; la organización de actividades extraescolares; la colaboración en eventos de toda la comunidad escolar; la planificación de talleres formativos dirigidos a padres y madres; y la aportación económica a las excursiones de los hij@s de las personas asociadas.

Han sido muchas las personas que han pasado por la Junta Directiva del AMPA, las cuales han colaborado altruistamente a mejorar la calidad de la educación en Fuente Carreteros, dando lo mejor de sí mismas, su tiempo y esfuerzo. El primer presidente fue Manuel Herrera “Blanes” y la presidenta actual es Auxiliadora Dublino.

El galardón lo entregó Laura Ramírez.

Después de la foto de familia de todos los premiados, los asistentes disfrutaron de un arroz y de diversos platos gastronómicos aportados voluntariamente por vecin@s. La sobremesa estuvo amenizada por el grupo Cal y Canto. Y los más pequeños se divirtieron con castillos hinchables y talleres de manualidades.

Más abajo, ofrecemos más fotos en la Galería de Imágenes.

Modificado por última vez en Lunes, 18 Abril 2016 19:32
Inicia sesión para enviar comentarios