Imprimir esta página
Miércoles, 26 Febrero 2020 17:47

"La batalla de la harina" podría cambiar de fecha Destacado

Escrito por

Hace más de 60 años que en Ochavillo del Río el miércoles de ceniza se conoce como "el día de la harina" o la "Batalla de la Harina", una fiesta peculiar, única en Andalucía, que supone una seña de identidad de la localidad colona. Hoy se ha vuelto a teñir de blanco. Pero la tradición se abrirá al debate por la posibilidad de que el evento cambie de fecha.

harina2020ochavillo1Ochavillo del Río es fiel a su cita cada miércoles de ceniza, donde niños y mayores disfrutan de una colosal batalla de harina, para la que el Consistorio aporta 150 kilos. Se trata de su fiesta más peculiar, que antecede a su gran Domingo de Piñata, aunque este año se mete por medio el Día de Andalucía, también muy celebrado tradicionalmente.

El combate se alterna con juegos, cantes y bailes populares, como el del porrón, la comba o la flor del romero. Entre los más peques se encontraba un biznieto de Amelia Castell, que ha dejado muy alto el nombre de su abuela, siendo uno de los más activos e impregnados de harina. Amelia, fallecida en 2012, fue la precursora de la batalla de la harinaharina2020ochavillo2

En la época de la colonización de Carlos III, en Ochavillo ya se distinguían por arrojarse la ceniza sin seguir al pie de la letra la tradición católica, por la que los fieles se la colocan sobre la cabeza o la frente como signo de penitencia. Fue hace más de sesenta años cuando en la panadería del pueblo, Amelia Castell empezó, medio en broma, a tirar harina en lugar de la citada ceniza. El resto es historia. harina2020ochavillo4

Entre las normas que arrastra la tradición, se intenta que a las 12 del mediodía se deje de tirar harina, aunque este año se ha prolongado casi hasta la hora del arroz, que por gentileza del Ayuntamiento se ofrece a tod@s l@s vecin@s y visitantes. También se intenta no tirar harina directamente a los ojos, algo difícil de evitar entre los más peques. harina2020ochavillo3

Desde hace unos años, coincidiendo con que el miércoles de ceniza es día de fiesta local y día no lectivo, también empieza la batalla más tarde, mientras que antes lo hacía sobre las 9 de la mañana. No obstante, el hecho de que la mayoría de los vecinos trabaje en el campo o fuera de Ochavillo, condiciona a que los participantes sean mayormente escolares. Esta circunstancia va a provocar que de cara a la próxima edición el Ayuntamiento estudie seriamente el traslado de la fiesta al fin de semana. Sobre todo, después del excelente resultado que tuvo el año pasado, cuando se tuvo que cambiar al sábado por la abundante lluvia. Incluso se fletó un autobús con vecin@s de Fuente Palmera, La Ventilla y Peñalosa.

La alcaldesa, Aroa Moro, es proclive a realizar un proceso participativo en el que asociaciones y vecinos den su opinión y entre todos se tome una decisión. El debate está abierto, ¿tradición o potenciar la fiesta?. La idea de la regidora es que “la Batalla de la Harina tiene que crecer, abrirse al exterior, completarla con actuaciones, estamos dispuestos a invertir en ella para impulsarla, pero tenemos claro que para que haya más afluencia de gente tiene que ser en fin de semana”. Una de las posibilidades, para que también no coincida con ninguna fiesta importante del resto de la Colonia, es que se una al Domingo de Piñata, que es el día grande del Carnaval en Ochavillo del Río.

Curiosidad: Guiris llenos de harina

“El que venga a Ochavillo el miércoles de ceniza tiene que saber que se llena de harina, y si no, que no venga”. Se trata de una frase típica que se suele escuchar todos los años en esta fecha tan señalada. Hoy la decía bien alto una de las vecinas que nunca falta a esta cita ni al resto de fiestas populares de la localidad colona.

Y lo hacía poco antes de que dos guiris en bicicleta aparecieran por la plaza del pueblo y se vieran sorprendidos por la harina arrojada hacia ellos por los más pequeños. Entre la incredulidad y las risas, teñidos de blanco, esta pareja de holandeses intentaba entender las explicaciones –medio en inglés y español- de algunas vecinas, que le hablaban de una tradición de más de 60 años, de cómo la ceniza se sustituyó por harina por iniciativa de la panadera de la aldea. Como apenas entendían nada, les invitaron a quedarse a comer paella al mediodía, diciéndoles que era gratis, pero vamos… que decidieron seguir con su ruta.

GALERÍA DE FOTOS: https://www.facebook.com/pg/fuentepalmerainformacion.es/photos/?tab=album&album_id=2804410922938916

 

Modificado por última vez en Miércoles, 26 Febrero 2020 19:02
Inicia sesión para enviar comentarios